En esta ocasión, voy a explicar de manera muy breve y simplificada lo que es el protocolo HTTP y como funciona. Profundizaré mucho más en el siguiente capítulo del curso. Tienes los enlaces a todos los capítulos al final de este.


Cuando navegamos por Internet, estamos utilizando una serie de aplicaciones y protocolos que nos permiten acceder a la información que buscamos. Estas aplicaciones y protocolos se basan en el modelo cliente-servidor, que es una forma de organizar la comunicación entre dos partes: el cliente web (normalmente el navegador) y el servidor web (el software que almacena y envía las páginas web).

¿Qué es el protocolo HTTP?

HTTP son las siglas que provienen de Hypertext Transfer Protocol, que significa Protocolo de Transferencia de Hipertexto. Es el protocolo de comunicación que se emplea para transferir información a través de la World Wide Web.

El funcionamiento de HTTP se basa en un esquema de petición-respuesta entre el servidor web y el “agente usuario” (del inglés user agent) o cliente que realiza la solicitud de transmisión de datos.

Cuando visitas una página web, tu navegador (el cliente) envía una petición al servidor web que aloja esa página. El servidor recibe la petición y envía una respuesta con el contenido de la página solicitada. Tu navegador recibe la respuesta y muestra el contenido en tu pantalla.

Por ejemplo, cuando escribes “www.programacionfacil.org” en tu navegador y presionas enter, este envía una petición a mi servidor solicitando la página principal. El servidor recibe la petición y envía una respuesta con el contenido de la página solicitada. Finalmente, se visualiza la página en tu navegador.

Simplificando mucho, el proceso es el que ves en esta imagen:

Protocolo HTTP

¿Cómo funciona la comunicación entre el cliente y el servidor?

Veamos de manera muy simplificada como funciona la comunicación HTTP entre el cliente y el servidor.

Se hace una petición HTTP

Cuando el cliente hace una petición HTTP, envía un mensaje al servidor en texto plano. Este mensaje contiene información sobre la petición, como el método HTTP utilizado (GET, POST, etc.), la URL solicitada y otros encabezados. Esto de GET, POST y demás, lo explicaré en otro capítulo.

Se lee la respuesta enviada por el servidor

El servidor recibe la petición y envía una respuesta al cliente. La respuesta también es un mensaje HTTP en texto plano que contiene información sobre el resultado de la petición, así como el código de estado HTTP y los datos solicitados.

Se cierra o rechaza de la conexión para futuras peticiones

Después de recibir la respuesta, el cliente puede cerrar la conexión o reutilizarla para futuras peticiones. Esto depende de si el servidor admite conexiones persistentes o no.

Una conexión persistente es una conexión que se mantiene abierta después de enviar o recibir una respuesta. Esto permite que el cliente y el servidor se comuniquen más rápido y con menos recursos. Una conexión no persistente es una conexión que se cierra después de cada respuesta. Esto implica que el cliente tiene que abrir una nueva conexión cada vez que quiere enviar una petición al servidor.

No te pierdas ninguno de los artículos sobre redes que tengo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trending